Ampliar protección penal de las mujeres víctimas de violencia

indira-firmado-por-001b-web

Proponemos que el Código Penal debe incluir la figura de “violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar”. #NiUnaMenos

Para revisar el Proyecto de Ley N° 176/2016-CR “Ley que modifica la sanción penal frente a los actos de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar” –> http://goo.gl/LMS7tf

¿Qué se propone?

  1. Crear un delito específico, con su agravante, para sancionar la violencia contra las mujeres y contra integrantes del grupo familiar.
  2. Sancionar la violencia física, psicológica y económica en sí misma, independientemente de si hay lesiones o no.
    El tipo básico tendría pena privativa de la libertad no menor de tres años ni mayor de seis años (artículo 124-C) y el tipo agravado con pena privativa de la libertad no menor de seis ni mayor de doce años (artículo 124-D). Se aplicaría siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor.
  3. Se dispondrá la suspensión y pérdida de la patria potestad por apertura de proceso penal o cuando se dé la condena por este delito respectivamente.
  4. No se considerará causal de atenuación de la pena, si el agente actúa bajo los efectos de alguna sustancia que pudiera alterar su conciencia.

¿Por qué?

La evidencia de la ENDES (Encuesta Nacional Demográfica y de Salud Familiar) y la ENARES (Encuesta Nacional sobre Relaciones Sociales 2015) muestra que la mayor parte de hechos de violencia, por sus características, no alcanza la calificación penal de delitos en el esquema actual.

De acuerdo a la ENDES el 70,8% de las mujeres alguna vez unidas sufrieron algún tipo de violencia por parte del esposo o compañero, porcentaje reducido en 3,4 puntos porcentuales con relación al año 2011 (74,2%). En 2015, a nivel nacional, el 67,4% de las mujeres declararon haber sufrido violencia psicológica y/o verbal por parte del esposo o compañero, el 32% violencia física y el 7,9% violencia sexual.

De acuerdo a la ENARES señala que el 81.3% de adolescentes de 12 a 17 años alguna vez fueron víctimas de violencia psicológica o física por parte de las personas con las que vive. Asimismo, el 73,8% de niñas y niños de 9 a 11 años alguna vez fueron víctimas de violencia psicológica o física por parte de las personas con las que vive.

En el campo de la violencia física, el mayor porcentaje de expresiones de violencia no requieren más de diez días de asistencia o descanso; se trata de empujones, sacudidas, tirones, bofetadas, retorcidas de brazo, puñetazos o golpes con objetos, por lo que se tratan como faltas.

En el campo de la violencia psicológica o verbal, también el mayor porcentaje de expresiones de violencia probablemente no configurara los niveles de daño psíquico que se piden como delitos; se trata de celos, acusaciones de infidelidad, impedimento de visitas a/por amistades, insistencia en saber sus lugares de movilidad, control sobre uso de dinero, y otras formas diversas de control, por lo que se tramitaría como faltas.