En el Día Internacional de las Trabajadoras del hogar

Hoy es el Día Internacional de las trabajadoras del Hogar. En el Congreso estamos a pocos días de debatir un dictamen para modificar el régimen laboral de trabajadoras del hogar. ¿Por qué? Porque el actual no garantiza derechos básicos como recibir salario mínimo, tener un contrato por escrito o permitir la fiscalización laboral, en suma, reconocer que el trabajo en el hogar es una actividad laboral que debe tener derechos plenos como cualquier otro. Para conmemorar este día, junto a compañeras trabajadoras del hogar organizadas, preparamos este video:

Es necesario un régimen que reconozca y regule estos derechos de las trabajadoras del hogar en condiciones de igualdad y que reconozca derechos laborales básicos como una Remuneración Mínima Vital (no reconocida para ellas en nuestro país) o tener un contrato de trabajo por escrito; que establezca claramente el derecho a una jornada máxima de trabajo, a descansos remunerados, a acceder a la seguridad social y a una pensión en casos de discapacidad o vejez. El Perú tiene una deuda histórica con las personas, la mayoría mujeres, que realizan trabajo en el hogar.

En América Latina trabajan alrededor de 14 millones de trabajadoras del hogar. En el Perú se estima que son aproximadamente medio millón de personas que realizan trabajo dependiente en los hogares. Se calcula que fuera del país una cantidad similar de peruanas laboran como trabajadoras del hogar, muchas de ellas migrantes en busca de mejores condiciones de vida.

El Convenio de la Organización Internacional del Trabajo 189 sobre “Trabajo Decente para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos” (adoptado el 16 de junio de 2011) y su Recomendación 201 les reconocen derechos laborales fundamentales y seguridad social.  Este convenio reconoce los derechos fundamentales en el trabajo, a una remuneración mínima, una jornada máxima de trabajo y descansos remunerados, a la fiscalización laboral, o derechos colectivos como la libertad sindical y negociación colectiva, a la fiscalización laboral. O más aún aspectos que en nuestro país siguen siendo lamentablemente necesarios como la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio, la abolición efectiva del trabajo infantil, la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

Actualmente ha sido ratificado por países latinoamericanos como Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Uruguay. El Perú aún no lo ratifica y es fundamental que el Estado peruano avance en su ratificación. Nosotros impulsaremos la ratificación del convenio 189 y la aprobación de una nueva Ley que reconozca a las trabajadoras del hogar derechos en condiciones de igualdad.