¿Quitando filo a las inspecciones laborales?

SNI

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL) ha suscrito la semana pasada un “convenio marco” con la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), que de acuerdo a los firmantes busca aunar esfuerzos para hacer más eficiente el sistema de inspección laboral, impulsar coordinación interinstitucional, cooperación técnica y charlas especializadas. El presidente de la SNI señala que cada mes habrá mesas técnicas para mejorar el “entendimiento” entre las empresas industriales y la autoridad inspectiva.

¿Cuál es el alcance de este convenio respecto a la función inspectiva?, ¿tiene sentido que la institución llamada a fiscalizar el cumplimiento de obligaciones laborales reciba capacitación técnica del gremio industrial? ¿Es correcto que quién debería ser inspeccionado pueda influir en la definición de los criterios de inspección? Llama la atención la conformación de esta “mesa técnica” bilateral, cuando SUNAFIL había anunciado hace poco la implementación de mesas conjuntas con representantes de gremios de trabajadores y empleadores.

Preocupa que el gremio empresarial que hace solo 3 meses acusaba a SUNAFIL de “pretender desnaturalizar contratos a plazo fijo”, ahora tenga un rol privilegiado en “mesas técnicas” para lograr “entendimiento interinstitucional”. Nuestra preocupación es cómo se van a verificar aquellos casos en que una relación laboral permanente, se disfraza de temporal, usando un contrato temporal, para evadir derechos laborales. En nuestro país menos de un tercio de los contratos de trabajo son permanentes. Y en el caso de los jóvenes es mucho peor,: solo uno de cada diez trabajadores formales tiene un contrato permanente.

La primacía de la realidad es un principio fundamental del Derecho del Trabajo. Consiste en que se debe privilegiar los hechos sobre las formalidades o los documentos. Si estamos ante un servicio permanente, por más que se haya suscrito un contrato temporal, el Derecho debe calificarlo como permanente. El empresariado se opone a que SUNAFIL verifique estos casos de simulación o fraude laboral, buscando limitar sus facultades inspectivas.

Sin duda SUNAFIL debe ser fortalecida. Un fortalecimiento real implica darle mayores recursos, ampliar su fuerza inspectiva otorgándole más competencias y desarrollar campañas con el uso intensivo de nuevas tecnologías. El debate del proyecto de Ley de Fortalecimiento del Sistema de Inspección del Trabajo (Proyecto de Ley Nº 1722/2017), nos permitirá evaluar el nivel de compromiso del Gobierno con el fortalecimiento de esta institución. Estaremos atentos.