Sanción efectiva en casos de violencia

He presentado un nuevo proyecto de ley: la iniciativa legislativa N° 2009/2017-CR para la sanción efectiva de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar.

En la práctica, en la mayor parte de casos de violencia contra mujeres e integrantes del grupo familiar la ejecución de las penas por los delitos menores a 4 años se suspende sin que evalúe la posibilidad de que los hechos volverán a repetirse, por la dinámica del círculo de la violencia, esto es, que en las relaciones de pareja, a los actos de violencia puede seguirle una “etapa de reconciliación” y una posterior acumulación de tensiones que desencadena otra vez en violencia.

Que se suspenda la pena es grave implica que se considera un delito no grave, y según información del MINJUS al 2015, el 64.7% del total con penas limitativas de derechos como la suspensión de la pena no se cumplen.

Un antecedente de esta propuesta son los dictámenes de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos y de la Comisión de la Mujer y Familia respecto del Proyecto de Ley 072/2016-CR, Ley que incorpora la pena efectiva por lesiones leves causadas por violencia contra la mujer presentado por la congresista María Melgarejo Páucar del Grupo Parlamentario Fuerza Popular. No obstante, ambos dictámenes fueron aprobados antes de la dación del Decreto Legislativo N° 1323 que reformó el artículo 122 del Código Penal sobre delitos de lesiones leves. El dictamen de la Comisión de Justicia solamente consideraba que se inaplique la aplicación de la suspensión de la pena cuando las víctimas de las lesiones fueran mujeres (literal c del numeral 3 del artículo), mientras que en el dictamen de la Comisión de Mujer y Familia se incluía que haya pena efectiva también cuando las víctimas de las lesiones fueran integrantes del grupo familiar (literal d del numeral 3 del artículo). Por ello, se requiere adaptar la propuesta.

Lo más importante es ampliar la pena efectiva para el nuevo delito creado por el Decreto Legislativo N° 1323: el delito de agresiones en contra de las mujeres o integrantes del grupo familiar (artículo 122-B del Código Penal) tiene una pena de 1 a 3 años para quien ocasione a una mujer por su condición de tal o a un/a integrante del grupo familiar, lesiones corporales que requieran menos de diez días de asistencia o quien cause algún tipo de afectación psicológica. La pena se agrava de 2 a 3 años si se utiliza arma, si hay ensañamiento o alevosía, si la víctima es menor de edad, adulta mayor o tiene discapacidad y o si el agente se aprovecha de esa situación o si la víctima está en estado de gestación.

Por eso queremos pena efectiva no solo para las lesiones leves, sino para el delito de agresiones en el que encajan la mayor parte de los casos de violencia contra las mujeres -como en el caso de Nuevo Chimbote en que un policía en retiro golpeó a su esposa frente a una comisaría- o cualquier caso en que las lesiones corporales sean menores de 10 días.

A continuación, el texto del proyecto de ley: