Reformas penales contra la violencia sexual: lo que el Congreso no prioriza

Semana a semana tenemos en medios de comunicación casos de violencia sexual contra mujeres, adolescentes y niñas que nos indignan. Y aunque se dice que las leyes sobran, en delitos sexuales eso no es verdad porque se necesitan ajustes legales que no se han priorizado.

Necesitamos, por ejemplo, mejorar la desproporción de las penas que existe actualmente cuando las víctimas son mayores de edad, como ha sido evidente en la violación sexual cometida por Marco Antonio Luza Segundo contra la señora J.L.V.V.R. durante su trabajo como encuestadora en el Censo 2017, quien ha sido condenado a solo 6 años de cárcel.

Después de mucho postergar el debate, hace casi un mes, el martes 20 de marzo de 2018, se aprobó en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos un dictamen sobre reformas penales que agrupa 19 proyectos de ley de casi todas las bancadas: APRA, Acción Popular, Peruanos por el Kambio, Fuerza Popular, Alianza por el Progreso y Nuevo Perú, lo que denota un consenso político en contra de la violencia sexual que afecta principalmente a las niñas, niños, adolescentes y mujeres.

Pero hasta el día de hoy este dictamen no puede ser priorizado por el Pleno porque no se ha ingresado a Trámite Documentario el texto aprobado. En este interín ha cambiado hasta la Presidencia de la Comisión porque el congresista Heresi es ahora Ministro de Justicia y Derechos Humanos, pero no se ha completado un aspecto administrativo que tiene parada la reforma integral en delitos sexuales más importante en los últimos 15 años.

Desde 2004 no se hace una reforma sustantiva a la configuración de los delitos sexuales. El Congreso tiene pendiente cumplir su responsabilidad histórica de mejorar la sanción de esta forma de violencia tan perniciosa por sus efectos en las víctimas. No se propone la modificación de artículos aislados, sino que se han evaluado 19 proyectos de ley que nacen del interés común de las y los congresistas por legislar contra la violencia y desde allí se ha estructurado una reforma integral.

Se están ajustando las penas para que respondan a la gravedad de estos delitos, pero no es lo único que se considera en este dictamen, que incluye aspectos centrales de dos proyectos de ley de mi despacho. Del Proyecto de ley 2070/2017-CR, por ejemplo, se coloca a la voluntad de las víctimas como elemento central a proteger en los delitos sexuales, se aclaran las agravantes aplicables, y se cierran vías para la impunidad en la regulación de beneficios penitenciarios y en figuras procesales como la terminación y conclusión anticipadas. De mi Proyecto de ley 1069/2016-CR se regula la imprescriptibilidad de la persecución penal de delitos sexuales.

Los casos que no podemos prevenir deben ser procesados con normas penales renovadas y más justas para las víctimas. El dictamen aprobado debe convertirse cuanto antes en ley. Nuestra seguridad debe ser una prioridad parlamentaria. #NiUnaMenos.

Adjuntamos el oficio enviado a la presidencia de la comisión:

Oficio Presidencia Comisión de Justicia Dictamen Reformas Penales by Indira Huilca on Scribd