Sobre el debate de la Ley de Presupuesto 2017

pleno281116

Desde la semana pasada el Pleno del Congreso  debate la Ley de Presupuesto para el año fiscal 2017. Si bien el presupuesto público es un instrumento financiero -la inversión presupuestaria indica las prioridades reales del Gobierno- es también un instrumento de control político que permite verificar si se cumplen los objetivos nacionales. Hagamos un repaso.

Falta presupuesto para la lucha contra la violencia

El viernes 25 de noviembre hemos conmemorado el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y en el Perú tenemos un año de vigencia de la Ley 30364 que el Congreso aprobó para la prevención, eliminación y sanción de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar.

El presidente del Poder Judicial ha señalado en su exposición que requiere una partida presupuestal adicional (noventa y cuatro millones quinientos treinta y cuatro mil seiscientos noventa y seis nuevos soles) que no le ha sido provista. Pero el Poder Judicial no es el único ente responsable de implementar la Ley 30364. Por ejemplo, el MIMP y el MINJUS deben extender servicios de protección legal y el Ministerio del Interior debe garantizar adecuada atención en todas las comisarías a nivel nacional.

La Comisión de la Mujer y Familia, que presido, ha alcanzado un resumen de los presupuestos que informan los sectores para el cumplimiento de la Ley 30364. Veamos algunos datos:

– En el MINSA destacan los montos anuales asignados para violencia: Siete mil soles al Hospital Nacional Víctor Larco Herrera, especializado en Salud Mental; cinco mil soles al Hospital Nacional Hipólito Unanue, y tres mil doscientos noventa y cuatro soles, el monto asignado a la Red de Salud Lima Norte IV.

– El MININTER señala que el monto asignado para cumplir con el Plan Nacional contra la Violencia de Género así como para la atención de casos de violencia familiar y sexual es de cuatrocientos dieciséis mil cuatrocientos treinta y dos nuevos soles. El Ministerio de Trabajo informó que no le es posible valorizar los compromisos y actividades de sus áreas porque dentro de sus metas presupuestales se ejecutarán acciones al cumplimiento de la ley (sin especificaciones); lo mismo pasa en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones que no tiene partida presupuestal específica aunque tiene la obligación de supervisar las obligaciones de medios de comunicación contra la violencia.

Ante esta dispersión, solicité que en la ley de presupuesto de este año se incluya una disposición para la creación de un “Programa Presupuestal interinstitucional para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar”. Sin presupuesto específico para TODAS las instituciones que deben responder frente a este problema no podremos garantizar una respuesta efectiva frente a esta problemática. En esa misma línea he presentado un pedido adicional de creación de un “Fondo para la igualdad de Género y la Erradicación de violencia hacia las mujeres” porque se requiere una articulación con los gobiernos locales que son los responsables en sus jurisdicciones y que con la Ley 30364 tienen obligaciones como crear espacios de atención, programas de reeducación de agresores, programas de prevención y hogares de refugio.

Inspecciones laborales desfinanciadas

El actual gobierno ha propuesto como uno de sus objetivos al año 2021 que más del 60% de los trabajadores peruanos ingresen a la formalidad. No obstante, durante su sustentación el Ministro de Trabajo señaló para el año 2017 la meta de incrementar las inspecciones de trabajo en apenas 5%. En el mismo sentido, el dictamen de la Ley de Presupuesto considera un aumento de apenas 1% en el programa presupuestal “Fortalecimiento de las Condiciones Laborales”, respecto a 2016. Este proyecto incide directamente en la calidad de la fiscalización laboral.

La SUNAFIL mantiene un déficit de personal inspectivo, intendencias sin implementar, una demora en la conformación del Tribunal de Fiscalización Laboral y el incumplimiento de pagos a sus trabajadores (como el bono por función inspectiva). ¿Cómo cumplir con el objetivo de formalización si no se asignan siquiera los mínimos requerimientos presupuestarios?

Sin más dinero para vivienda social

Techo Propio es el único programa que actualmente ofrece vivienda social. Para el año 2017 tiene el mismo presupuesto que el año pasado. ¿Con qué presupuesto se cubrirán los bonos no cubiertos este año? ¿Se ofrecerán menos bonos Techo Propio el próximo año? ¿Cuál es el mensaje para los barrios populares donde se necesitan bonos para los segundos pisos y asistencia técnica?

Por otro lado, más del 70% del presupuesto del sector Vivienda y Construcción será para saneamiento. Si bien estamos de acuerdo con que esta es una prioridad nacional, cabe preguntarse en base a qué planeamiento urbano se podrá ordenar el abastecimiento de este servicio básico. Sin exigencia de planes urbanos a los gobiernos de la ciudad, seguiremos viendo inversiones aisladas y estaremos desperdiciando las pocas oportunidades que tenemos para avanzar en el cierre de la brecha de infraestructura.

Comparto la solicitud de incluir en la ley de presupuesto 2017 una disposición para la creación de un “Programa Presupuestal interinstitucional para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar” y la creación de un “Fondo para la igualdad de Género y la Erradicación de violencia hacia las mujeres”:

[Imagen: Servicio fotográfico del Congreso de la República]