¿Qué es la revolución? Homenaje a María Elena Moyano

Un día como hoy en 1992, María Elena Moyano, una joven mujer de 33 años, líder de su comunidad, fue cobardemente asesinada por Sendero Luminoso. La fecha es conmemorada por sus compañeras, las mujeres organizadas de Villa El Salvador y las activistas feministas con las que hizo camino; le rinden también homenaje las autoridades de su distrito, del que ella fue la primera teniente alcaldesa. También la recuerda un país hoy lejano de la tremenda desolación que produjo el terrorismo y que hoy le debe gratitud por haber plantado cara al miedo, a costa de su propia vida.

25 años después creemos que si bien su salvaje asesinato no debe ser nunca olvidado, lo que debe prevalecer en nuestro recuerdo es su vida y las causas a las que se entregó cada día. Si su muerte nos permite hablar de la tragedia del pasado y señalar en él nuestros errores como sociedad, es su vida la que debe motivarnos a pensar en la ruta hacia un futuro mejor.

Creemos que la vida de María Elena Moyano es prueba del poder de la solidaridad y de la organización, de la fuerza protagónica de las mujeres del pueblo y del valor que nace de ellas ante la amenaza del hambre, de la represión o del dogmatismo. Creemos que hoy, 25 años después de su muerte, el ejemplo de María Elena debe tocar a cada mujer que hace política, a cada trabajadora que se organiza en su centro de labores, a cada joven que promueve la actividad en su barrio, a cada niña que en la casa o en el aula imagina el gran aporte que puede hacer al país con el esfuerzo del estudio y del trabajo.

También creemos que toda persona que se siente movilizada por el ideal de una revolución al lado del pueblo debe reflexionar acerca de las tensiones que vivió la izquierda peruana en tiempos de María Elena y tomar el bando de la alegría, la afirmación vital y el rechazo a la muerte que ella definió sencillamente en palabras que hoy, junto a las niñas, jóvenes y mujeres organizadas reunidas en su nombre, queremos hacer nuestras:

La revolución es afirmación a la vida, a la dignidad individual y colectiva; es ética nueva. La revolución no es muerte ni imposición ni sometimiento ni fanatismo. La revolución es vida nueva, es convencer y luchar por una sociedad justa, digna, solidaria, al lado de las organizaciones creadas por nuestro pueblo, respetando la democracia interna y gestando los nuevos gérmenes de poder del nuevo Perú. Seguiré al lado de mi pueblo, de las mujeres, jóvenes y niños; seguiré luchando por la paz con justicia social” – María Elena Moyano

——

Agradecemos por su participación en el Homenaje a María Elena Moyano a nuestras amigas: Micaela García Santibáñez, Ariana Lucia Garcia Santibáñez, Yllary Cuenca Paz, Yela Tintaya Vargas, Araceli Alata Roa, jóvenes de Villa El Salvador; Alegría Virhuez, Diana Quispe y Elizabeth Vargas, del colectivo Mujeres de Arena de Villa El Salvador; Adriana Vicente Cutipa y Yesenia Cutipa de PAZOS-Arte para la Educación, y a las compañeras Lorena Chavera de la Federación Nacional de trabajadores y trabajadores textiles del Perú, Cecilia Chipana de la Federacion Nacional de Obreros Municipales y a Kathe Soto del colectivo Vamos por el Nuevo Perú.