Por ley, se eliminan beneficios penitenciarios a agresores sexuales

Se ha publicado hoy en el diario oficial El Peruano la ley Nº 30609, Ley que modifica el código de ejecución penal para combatir la violencia familiar y la violencia de género, así como proteger los derechos de las mujeres, niñas y niños y adolescentes.

El proyecto de ley fue presentado por la Congresista Indira Huilca en febrero de 2017 y aprobado en primera votación el 8 de marzo durante la sesión del Pleno Mujer del Congreso de la República. Posteriormente fue aprobada por 57 votos a favor y 18 votos en contra.

La ley Nº 30609 corregirá omisiones encontradas en el Decreto Legislativo N° 1296 que modificó el Código de Ejecución Penal en materia de beneficios penitenciarios de redención de la pena por el trabajo o la educación, semilibertad y liberación condicional. Estas modificaciones dejaron el camino abierto para que agresores sexuales y agresores por lesiones graves en casos de violencia contra la mujer pudieran acogerse a beneficios penitenciarios que no les corresponden, dada la naturaleza de esos delitos.

El primer error que se corrige es el relativo al régimen de redención de la pena por trabajo o estudio. Violadores y agresores por lesiones graves están sometidos a un régimen diferenciado de redención de la pena desde 2006 y desde 2010, respectivamente.

El segundo grave error que se corrige es el que permitía a los violadores -salvo los de niñas/os y adolescentes menores de 14 años- acogerse a las figuras de semi-libertad y a la libertad condicional. Ya existen normas previas que excluyen claramente a los agresores sexuales de estos beneficios, como el Decreto N° 1300 sobre procedimiento especial de conversión de penas privativas de libertad por penas alternativas y el Decreto N° 1322 sobre vigilancia electrónica personal. Estos decretos excluyen de los beneficios penitenciarios a los diferentes delitos de violencia sexual: todas las violaciones y los actos contra el pudor.