Floreciendo la Teatralidad Peruana

Exposición fotográfica de la Cultura Viva Comunitaria [1]

Ayer inauguramos la Exposición fotográfica de Cultura Viva Comunitaria” en conmemoración de veintisiete años de trayectoria artística y comunitaria del Centro Cultura Waytay, un reconocido grupo de cultura viva comunitaria de Huancayo y Lima, cuyo director y fundador es Javier Maraví Aranda. Esta asociación ha impregnado sus raíces culturales en el distrito de El Agustino, donde realiza un intenso trabajo de creación teatral, promoción cultural y educación desde las artes escénicas con los vecinos y vecinas.

Waytay significa en quechua “florecer”, verbo que ha guiado fielmente la amplia y diversa trayectoria del grupo, la cual contiene entrañables obras teatrales para todas las edades. Entre las más recordadas se encuentran “Pillpintuywayta”, “Listo pa´ sembrar”, “La agonía de Rasu Ñiti”, “Con nervios de toro” y “Somos libros, leámoslos siempre”. Obras que se han presentado cientos de veces en auditorios, parques, plazas, calles, colegios y festividades de los pueblos del Perú y América Latina. Este repertorio es la vivencia generosa de una teatralidad andina y las técnicas teatrales clásicas desplegada en los escenarios mismos de la vida cotidiana. De ahí el protagonismo del color y la música en vivo, la presencia del actor danzante y símbolos mixturados, entrelazados a historias que transpiran crítica social y espíritu lúdico.

Después de más de cuarto siglo de constancia en el trabajo artístico y cultural resulta vital compartir parte de este potente camino recorrido pues hoy urge aprender de aquellos grupos culturales que, en todo el país y desde hace décadas, están impulsando con alegría
mejores formas de convivir. A pesar de no contar con el suficiente apoyo, difusión ni reconocimiento institucional, grupos como Waytay vienen cultivando paz, justicia social y amor por nuestra Pachamama en el mismo corazón de nuestros pueblos.

 

[1] Texto por: Guillermo Valdizán