[VIDEO] El Día de la Mujer y el rol del Congreso de la República

La historia de las mujeres en el perú es una historia de lucha por hacernos un lugar en la calle, en el trabajo, también en la política. Aunque hemos avanzado mucho, es mucho más lo que tenemos por delante hoy, en el Perú se acepta como normal que un hombre gane más que una mujer por el mismo trabajo.

Y que los empleadores ignoren las necesidades que tienen las mujeres por atender las labores de crianza y cuidado en su familia, incluida la maternidad. El trabajo de las mujeres en el hogar no se toma en cuenta, aún cuando está demostrado que es un pilar de nuestra economía.

Hoy en el Perú las mujeres no solo somos subestimadas, también estamos desprotegidas. Como mostró “Ni Una Menos” el acoso, la violencia sexual, física y sicológica la sufren mujeres de todas las edades y todas las clases sociales. El feminicidio se ha convertido en una de las principales amenazas contra las jóvenes, las mujeres adultas y adultas mayores, contra el futuro de las niñas.

Son muchas instituciones las que tienen que ponerse a la altura y acompañar a las mujeres peruanas en la superación de las desigualdades que sufren, en la realización de los talentos que poseen y en la búsqueda de las oportunidades que merecen.

Desde el Frente Amplio, queremos que el Congreso del que hoy formamos parte juegue un rol en reconocer las demandas y resolver los problemas que las mujeres enfrentan las mujeres. Todas las mujeres, sin discriminar su origen, su pertenencia étnica o su identidad de género.

En el período 2016-2017 me desempeño como presidenta de la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso de la República. Allí trabajamos en la promoción y vigilancia del cumplimiento de la ley 30364 Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, clave en la lucha contra el feminicidio y contra la impunidad de estos crímenes. Para ello realizamos audiencias, visitas a comisarías y coordinaciones con el Poder Judicial y con todas las instituciones involucradas.

Asimismo, en la discusión del presupuesto público hemos propuesto la creación de un Programa Presupuestal para luchar contra la violencia, porque necesitamos reforzar la labor de instituciones y profesionales en la prevención, la investigación y la protección de la vida y la salud de las mujeres, en especial de las víctimas y las sobrevivientes. Este año insistiremos con esta iniciativa.

En la comisión defendemos que el trabajo de cuidados que cumplen las mujeres en el hogar sea considerado formalmente en el cálculo de alimentos como un modo de aliviar la presión económica dentro de familias que tienen la crianza separada y compartida de los hijos e hijas.

Otra línea de trabajo es la mejora de las condiciones para la participación de las mujeres en política, con énfasis en una reforma electoral para lograr la igualdad y desterrar el acoso político, con mecanismos como la paridad y la alternancia. Y entre enero y febrero hemos trabajado una propuesta de reforma contra la explotación sexual. Niñas, adolescentes y mujeres son víctimas de abuso y usadas como mercancía y el estado aun no cuenta con una respuesta que sancione estos crímenes como graves. Vamos a presentar una propuesta multipartidaria para cambiar esta realidad.

Del mismo modo, desde mi despacho hemos presentado los proyectos de ley para modificar la sanción penal frente a los actos de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, la ley para despenalizar el aborto en casos de violación sexual, la ley para para prevenir, sancionar y erradicar el acoso político contra las mujeres, la ley de identidad de género, la modificación del código penal para tipificar el delito de trabajo forzoso, la ley para reconocer el derecho a salas cuna y guarderías y la iniciativa para el reconocimiento de derechos a las mujeres trabajadoras del hogar.

Estas propuestas y aquellas que defenderemos a lo largo de nuestro tiempo en el Congreso son el compromiso firme y paciente en la lucha por la igualdad que renuevo hoy 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Lea también:
Reportaje de Convoca.pe: MUJERES Y PODER Solo 2% de proyectos de ley alientan derechos de la mujer en Perú.